el placer del bondage

El placer de atar a una mujer sumisa que le guste serlo , acariciarla desnuda , excitar sus pezones , recorrer todo su cuerpo desnudo con suavidad y masturbar clitoris y vajina hasta que llegue al climax, solo es comparable al que siente la sumisa con sus convulsiones orgasmicas irrefrenables y deseadas, el sentirse indefensa […]

Solo para usuarios registrados: Registrarse para leer el artículo completo