Y cuando vuelves hay fiesta en la cocina Y baile sin orquesta Y

Y cuando vuelves hay fiesta en la cocina Y baile sin orquesta Y ramos de rosas, con espinas Pero dos no es igual que uno más uno Y el lunes, al café del desayuno, vuelve la guerra frí­a Y al cielo de tu boca el purgatorio Y al dormitorio el pan de cada dia

Solo para usuarios registrados: Registrarse para leer el artículo completo