Yo debía asumir el rol de sirviente muy sumiso y ella sería

Yo debía asumir el rol de sirviente muy sumiso y ella sería mi Señora, el objeto de mi adoración y profunda obediencia. Me dejó meridianamente claro que ella sería la dominante, yo sería su servidor y que mi función consistiría, básicamente, en adorar lenta y sumisamente sus piernas, pies y calzado de un modo fetichista […]

Solo para usuarios registrados: Registrarse para leer el artículo completo