Cualidades de Un buen Dominante

Escrito por Master_Bcn El: 18 abril 2015 , categoria Articulos, Visto veces

Cualidades de Un buen Dominante bdsmEl buen dominante debe saber mantener el control de sí mismo , antes de nada. Debe de ser pasiente, comprensivo, protector…No debe dejarse llebar por su ego y segarse a la hora de aprender cosas sobre si mismo y sobre su sumisa. Él sabe como amar y cómo apreciar el regalo que se le ha hecho.

Puede ejercer de su rol delante de quien sea, y mantener el control, traspasando su experiencia a través de sus sesiones.

Al aceptar una sumisa, un dominante contrae muchas responsabilidades . Él no la ayuda sólo en el dormitorio sino también en la vida . Él está ahí siempre que ella lo necesita , para cuidarla, para aliviarla cuando esté deprimida, para aliviar su dolor cuando esté enferma , para ayudarla a superar sus miedos y preocupaciones, para abrazarla y amarla cuando necesite afecto.

Un buen Dominante transforma  con  sus acciones , actitudes  y palabras al ser  sumiso. No intenta destruirle mas bien. Lo construye.

Él Amo también sabe que su relación depende de la sinceridad, de la comunicación. Él será sincero respecto a sus vida, a sus gustos, a lo que espera de ella y sabe que ahí ella estará poniendo toda su confianza en Él, por lo tanto, no debe jamás defraudarla en ese sentido.

Un buen Dominante facilita el cambio y agranda el deseo del ser sumiso de serlo cada vez más.La/o coloca en una posición de recibir gustosamente lo que sea que le parezca en ese momento, porque es justo.

Un buen Dominante no humilla desde el mal humor, menos castiga todo lo contrario trata de ser comprensivo tolerante altruista.

Un buen Dominante sabe escuchar y prestar atencion. por que reconoce que delante de sí, tiene a un ser sumiso, que es persona y con valores.

Un buen dominante tiene paciencia. La capacidad de esperar. Ser insistente es ser irritante, no ser dominante.
Esto no significa que tenga que ser flojo o blando, sino saber cual es el momento adecuado para insistir y presionar, y cual no lo es.
Es también la capacidad de esperar por las cosas que necesitan tiempo para desarrollarse y ser aprendidas, especialmente dentro de ti mismo.

Un buen Dominante valora el tesoro que se le a dado que es decidir sobre ese poder dado por su sumiso para su placer. Para el de los dos.

Un buen Dominante cuida, protege, defiende, enseña y jamás habla de su ser sumiso si no está en su presencia.

Un buen Dominante es Honesto/a siempre con la verdad por delante, no crea falas espectativas a el/la sumiso/a.

Un buen Dominante reconoce el cuerpo del ser sumiso como su templo de redención entregado libremente . Por eso lo cuida, lo protege y descansa.

Un buen Dominante valora como lo más preciado la estima del ser sumiso, sabe que sin ella, ya no existirá más ese valor que una vez le cautivó.

Un buen Dominante debe tener buen humor! es difícil sobrellevar el BDSM con cara de enfado enguantada o la mente espesa.

Un buen Dominante debe saber reconocerse como alguien que puede errar por que tambien es humano y tener la humildad de reconocerlo y tratar de cambiar para el bien de la relacion.

Un buen dominante mostrará respeto en todo momento, incluso si se diera la situación en la que el sumiso llegara a demostrar que es indigno de su respeto.
Un dominante irrespetuoso no tendrá nunca el respeto del resto de los dominantes ni de los sumisos de su entorno.

Un buen Dominante no necesita de falsos halagos. La mirada entregada del ser sumiso es su mayor halago.

Dominar es un acto humano., donde entran en juego dos deseos contrapuestos  ( D/s )  para satisfacerse porque ambos, así lo han querido y estan dispuestos a aceptar cada cual ese rol .

El Placer es el objetivo de cada sesión. El placer de ambos, uno por aplicar el poder cedido , otro por cederlo. Ese es el objetivo maximo de la relacion. Gozar y ser felices en ese momento.

El Dominante encuentra el climax de su rol cuando percibe  que el  ser sumiso anhela sus actos, se desvive por ellos para satisfacerle a É dando lo mejor de sil.

Cuando un dominante encuentra una nueva sumisa, Él no exige respeto sino que se lo gana, primero explora su mente, conociéndola a fondo, no busca seducirla sino conocerla primero como persona , para así construir una relación de pareja, en caso de que vaya a haberla.

El  buen Dominante sabe que es libre, más no egocéntrico ya que siempre reconoce que está en ese lugar privilegiado por la existencia de los otros. Los seres sumisos.

El buen Dominante es disciplinado y como tal también exige disciplina, poniendo retos y limites nuevos al ser sumiso que lo enseñen a cumplir metas, desafíos emocionales que lo hagan fuerte y a la vez cree pasión .

Sin la disciplina, el D/s cae en un desborde sin control y no pasará de ser una simple experiencia  sexual, dura y burda  sin mayores emociones y sin penas ni glorias que con el tiempo caerá en un derrotero. Esto es siempre producto del Dominante .

El buen dominante no busca cambiar a su sumisa en lo que Él quiere pero aprovecha la oportunidad de mostrarle lo que ella puede llegar a ser. Él disfruta mostrándole sus cualidades y la guía para ayudarla a convertirse en la persona que ella quiere ser. Él le indica cual puede ser el camino más correcto a seguir pero nunca se lo impone. Una vez que ella lo encuentre, Él la animará a seguir , empujándola despacio para que sea la mujer que Él sabe que puede ser.

Un buen Dominante hace «libre» al ser sumiso, aún estando bajo sus pies. Lo estimula a volar, muy muy alto porque sabe que esa «cometa» siempre tendrá un punto de partida. ÉL /ELLA.



Todavia No hay comentarios, se el primero!

Escribe una replica o un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Bdsm Barcelona no se hace responsable de la opinion vertida en este artículo. Cada autor es el responsable exclusivo de las opiniones vertidas en sus articulos